lunes, 31 de mayo de 2010

LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN " ZÓCALO"

La Plaza de la Constitución de la Ciudad de México, informalmente conocida como el Zócalo, es la plaza principal de la ciudad. Junto con las calles aledañas, ocupa una superficie casi rectangular de aproximadamente 46800 m² (195 m x 240 m) y es una de las plazas más grandes del mundo.
El Zócalo está localizado en el corazón de la zona conocida como Centro Histórico o Primer Cuadro de la ciudad, en la delegación Cuauhtémoc. Su localización fue escogida por los conquistadores para ser erigida sobre lo que anteriormente era el centro político y religioso de Tenochtitlan, capital de los mexicas. Está rodeado por la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México (al norte), el Palacio Nacional (al oriente), sede del Poder Ejecutivo Federal y (al sur) el edificio del Gobierno del Distrito Federal, sede del Poder Ejecutivo local.
Desde la época mesoamericana, ha sido sede de hechos históricos importantes en las diversas etapas de la historia de México, así como sitio de concentración y de manifestaciones sociales y culturales.
Durante el periodo de esplendor de la cultura mexica —siglos XV e inicios del XVI—, en este lugar se encontraba el Templo Mayor y el palacio de Moctezuma Xocoyotzin. Tras la conquista española, estas edificaciones fueron derribadas, y en su lugar fueron erigidos la Catedral y el Palacio del Virrey (después Palacio Nacional), para simbolizar el cambio de poderes religioso y político que estaba operando en lo que sería el virreinato de la Nueva España. En el costado poniente se establecieron varios comercios, los cuales dieron origen al Portal de Mercaderes.
Durante los primeros 400 años de historia de la plaza, fueron instalados y removidos en numerosas veces jardines, monumentos, circos, mercados, rutas de tranvías, fuentes y otros ornamentos. Hacia 1860 se instaló un quiosco para poder escuchar a las orquestas de música, que desapareció a principios del siglo XX. En el año de 1950, la plaza adquirió su austero aspecto actual, donde solamente se conservaron los arbotantes y el asta bandera. Por primera vez en cuatrocientos años, la plaza adquirió un aspecto limpio y despejado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada